EVALUACIÓN TEMPRANA DE CONFLICTOS

OBJETIVOS

El objetivo que persigue el Sistema de Evaluación Temprana de Conflictos, es el de proveer a las partes de una opinión imparcial, sustentada en el estudio de las evidencias que estas presenten, que les permita estructurar una estrategia para resolver sus diferencias, sin que estas escalen al nivel de un conflicto. El proceso puede conducir a las partes a llegar a un acuerdo antes que al juicio.

  • Proveer a las partes con una opinión cierta sobre la existencia o no de un conflicto real entre ellas.
  • Identificar y clarificar las cuestiones centrales objeto de la disputa.
  • Facilitar por pedido de las partes en conflicto, la comunicación directa entre ellas, sobre la materia de la controversia y sobre las pruebas o evidencias que cada una tenga y que considere soportan adecuadamente sus tesis.
  • Proveer por parte de un experto neutral, una evaluación, real o eventual del conflicto, basada en los méritos del caso, que fueren presentados por cada una de las partes.
  • Colaborar con la partes en la estructuración de un plan de acción destinado a evitar o terminar un conflicto.

PROCEDIMIENTO:

El evaluador que conducirá el proceso de la evaluación temprana del conflicto, será un profesional con suficiente experiencia y práctica en la materia objeto del eventual litigio, que convocará a las partes a reuniones informales en las que:

1.    El evaluador identificará las áreas de acuerdo y desacuerdo entre las partes, y alentará a las mismas a adoptar acuerdos de procedimiento conducentes a viabilizar las reuniones de evaluación temprana del conflicto.

2.    Cada parte, directamente o por medio de sus abogados, presentará la evidencia y argumentos que soporten su caso. En este procedimiento no se tomarán en cuenta las disposiciones procesales sobre la validez de la prueba ni se podrán hacer repreguntas a los testigos que llegaren a presentarse.

3.    El experto elaborará una evaluación escrita y confidencial que incluirá:

a.    Una estimación, de ser posible, de la probabilidad de éxito y de la responsabilidad de cada parte, así como un estimado del costo económico por los daños causados, de ser el caso.
b.    Su criterio y un asesoramiento sobre las fortalezas y debilidades relativas de cada parte en el caso.
c.    Los motivos en los que fundamenta su evaluación.

4.    El evaluador presentará los resultados de su evaluación a las partes, las que podrán:

a.    Escuchar la evaluación de forma oral, si alguna de ellas lo solicita.
b.    Posponer la presentación de la evaluación para:

i.    Iniciar un proceso de discusión tendiente a llegar a acuerdos, facilitados por el evaluador o por un tercero, (mediador del CIAM).
ii.    Actuar nuevas pruebas o hacer nuevas revelaciones sobre el caso.

5.    Si después de presentado el criterio del evaluador a las partes, éstas decidieren llegar a un acuerdo, el evaluador sabrá encauzar a las partes a iniciar un proceso de mediación para que el acuerdo sea registrado en la respectiva Acta de Mediación.

6.    Si las discusiones para procurar un acuerdo no fueren exitosas o no resolvieren el caso, el evaluador podrá:

a. Ayudar a las partes a estructurar un plan para compartir información adicional sobre el caso o conducir las discusiones que les permitan a las partes llegar a acuerdos significativos o ubicar las posiciones de las partes para que puedan resolver la disputa por mediación, arbitraje o por juicio.
b. Ayudar a las partes a valorar el verdadero costo del litigio.
c. Analizar las probabilidades sobre alguna forma de seguimiento del caso, con el fin de contribuir al desarrollo del mismo o a que las partes lleguen a un acuerdo en el futuro.

DERECHO A LITIGAR

El evaluador no se encuentra investido de ningún poder para imponer un acuerdo a las partes, así como tampoco podrá actuar coercitivamente para obligar a una parte a aceptar ningún acuerdo o convenio.

El derecho de las partes para revelar sus pruebas y posiciones se encuentra preservado.

La confidencialidad de la evaluación es vinculante y esta no podrá ser utilizada por las partes en el juicio.

Las partes pueden llegar a un acuerdo vinculante para ellas el que se instrumentará mediante un proceso de mediación.

Si no se llegare a ningún acuerdo, las partes conservarán su derecho a litigar.

NEUTRALIDAD

El CIAM designará de su lista de árbitros o mediadores, al evaluador cuya experiencia y práctica sea de por lo menos 15 años y que además cuente con conocimiento en la materia objeto de la controversia y experiencia en ETC. El experto designado no podrá tener conflictos de interés aparente en el caso y se someterá al Código de Ética y Reglamento de Funcionamiento del CIAM.

Las partes podrán objetar la designación del evaluador si estas creen que existe un conflicto de interés.

Algunos expertos podrán tener la calificación del CIArb como árbitros o mediadores internacionales.

Las partes podrán designar al experto que desean haga la evaluación temprana del conflicto, de entre las listas de profesionales del CIAM o fuera de ellas. En cualquier caso el CIAM administrará el proceso.

CONCURRENCIA DE LAS PARTES

Los siguientes individuos se encuentran obligados a atender las audiencias que fueren convocadas por el evaluador:

  • Las partes, personalmente o representados, con capacidad legal para llegar a un acuerdo y con conocimiento de los hechos materia de la disputa.
  • Los Abogados designados por cada parte para llevar el caso.
  • Toda aquella persona cuya comparecencia sea necesaria para dar validez al acuerdo, de producirse.
  • Las partes anticiparán por escrito al evaluador los nombres y las calidades de las personas que participarán en las reuniones.- El CIAM alienta fundamentalmente a las partes involucradas a participar activamente en las sesiones de evaluación temprana del conflicto.

CONFIDENCIALIDAD

Las comunicaciones que fueren presentadas por las partes y las declaraciones que efectuaren los testigos dentro del proceso, no serán reveladas por el evaluador, ni al mediador, ni a los árbitros ni al Juez que llegare a conocer el caso, salvo que las partes acordaren lo contrario.

El CIAM garantiza la total confidencialidad y seguridad en el manejo y archivo físico y electrónico de todos los documentos que pudieren presentarse o generarse durante el procedimiento de evaluación temprana del conflicto.

OPORTUNIDAD Y DURACION

El CIAM ofrece como un servicio, la posibilidad de que las partes busquen iniciar un proceso de evaluación temprana del conflicto antes de proceder a Mediación o Arbitraje.

En todo caso, el servicio de evaluación temprana del conflicto puede ser solicitado por las partes en cualquier tiempo, antes o durante la realización de un proceso de mediación, arbitraje o juicio.

Por su naturaleza el servicio podrá ser prestado en un período de treinta días, dependiendo de la complejidad del caso que se presente, al cabo de los cuales, el evaluador pondrá a disposición de las partes su informe.

SOLICITUDES ESCRITAS

Las solicitudes de evaluación temprana del conflicto y los alegatos escritos de las partes, deberán entregarse al evaluador por lo menos 10 días antes de la fecha designada para la realización de la primera reunión.

CASOS Y CIRCUNSTANCIAS APROPIADAS

Todos los casos civiles o comerciales, en los que las partes estén presentes o debidamente representadas, son susceptibles de ser sometidos a un proceso evaluación temprana del conflicto por parte de un evaluador con experiencia en la materia objeto del eventual litigio.

Los casos con las siguientes características son particularmente apropiados

  • Los abogados o los clientes interpretan la ley en forma distinta o tienen percepciones distintas del caso.
  • El caso trata sobre materias técnicas o especializadas y es importante tener una opinión neutral de un experto en la materia.
  • Las partes requieren de asistencia en la planificación del caso antes de someterlo a la justicia.
  • Las partes requieren de asistencia para mejorar la comunicación entre ellas sobre los méritos del caso o el procedimiento que debe seguirse ante la justicia.
  • Las partes con la ayuda de un experto neutral pueden acordar los términos de la demanda que presentarán.

COSTO

El servicio tendrá el mismo costo que un proceso de mediación, según la tarifa vigente en el CIAM a la fecha de presentación de la solicitud.